TATA

Hoy sería tu cumpleaños. Lo sé, aunque soy muy malo para recordar fechas, porque el 8 de junio cumple mi hermano, el 8 de julio cumplo yo y hoy, 8 de agosto, cumplirías tú.

Me imagino llegar a tu edad y mirar mis manos. Entonces me acordaría de ti, aunque las tuyas eran más gruesas y macizas, inabarcables como tu cintura. El Tata, como le llamaban todos a mi abuelo, no le podías dar la vuelta con los brazos, y la aguja de la balanza, para risa de todos sus nietos a quienes había convocado para ver el espectáculo, chocaba con fuerza contra el final de 120 kilos. Pero no era obeso, era más bien una mole de tremenda espalda con una barriga acorde. Igual de grande tenia el corazón. Tuvo una infancia dura y debió sacar adelante a sus hermanos vendiendo las herramientas de su padre y trabajando desde muy temprana edad. Todo el mundo le quería y no pasaba desapercibido en ningún lado. Hasta en un entierro podía tener a todo el mundo riéndose con alguna broma sobre la situación. Se tomaba todo con humor y podías revolverte en el suelo de la risa con sus bromas que, a veces a fuerza de repetición, inspiraban los chistes que hoy todos conocemos. Cuando no le reconocías al teléfono y le preguntabas el te respondía, y la verdad que tardo en morirse, peleo con varias enfermedades durante varios años antes de irse, y como él lo había pedido, para su funeral se bailaron tangos, se bebieron copas y todo el mundo celebró el pasaje al otro mundo de tan entrañable personaje.

El Tata y su hermana Yolanda nos cuidaron largos periodos durante nuestra infancia, nos inculcaron el hábito de agradecer en la mesa, de leer la biblia y de rezar y orar. El Tata era masón, y guardaba muchos secretos y misterios que de tanto en tanto y a cuenta gotas, desvelaban un mundo místico y espiritual. Había pasado varios años de retiro y tenía una particular manera de interpretar el evangelio. Tanto así que si algún cura tenía que viajar o no podía atender a todos los grupos de catequesis lo dejaba a cargo de dar las enseñanzas, con lo que él se quedaba a sus anchas dando sus versiones y los puntos de vista particulares que, muchas veces le costaban la censura y el retiro de las clases. Aunque con todo esto quedaban anécdotas que hasta los mismos curas reían a carcajadas. Ese mismo sentido del humor impera en toda la familia.

No puedo evitar sentir cierta pena de no haberte despedido, aunque sí en mi corazón desde la distancia te di un abrazo. Te imagino llegando al cielo, distrayendo a San Pedro para que abra la puerta. Los ángeles riendo de tus bromas y Dios con una gran sonrisa agradeciendo que quites solemnidad y aportes humanidad.

Gracias Tatita…

Benditas emociones negativas!!!

Cuando hablamos de emociones negativas solemos estar de acuerdo en cuales son, pero vale la pena aclarar para ver si coincidimos en el concepto, porque creo que es un peligro clasificar entre ” bueno y malo” lo que nos sucede o lo que pasa en la realidad en que habitamos. Me gusta pensar <y me ayuda mucho y me hace mas feliz>, que todo lo que existe tiene que existir. No se puede descartar ningún aspecto de la creación. Todo es perfecto como es. Es difícil de aceptar esta idea, pero tendemos a querer descartar aquello que nos incomoda o no nos gusta, como por ejemplo, si nos gusta el calor, nos gustaría que fuese todo el año verano. Cuando llega el invierno deseamos que pase. Lo mismo hacemos con todo aquello que no nos gusta y que nos gusta, tendemos a desear que lo que nos gusta dure para siempre y a que todo lo que no nos gusta desaparezca para siempre. Eliminaríamos la noche, las espinas, la guerra, la muerte, el dolor…y hacemos muchos intentos, digo como humanidad y como personas individuales, de lograr este objetivo. Le hemos quitado las semillas a la sandia!! ¿a dónde nos puede llevar este afán de querer que todo se amolde perfectamente a nuestras pretensiones? sé que es extremista (pero es necesario para expresar esta idea): pensemos en la idea idílica de Hitler, un mundo únicamente con lo que quería. Imagínate, como en esa película de Jim Carrey “Como Dios”, en el que puede cumplir todos sus deseos. Que las personas pudiesen ejercer su voluntad. Todo se iría al traste. El equilibrio, que es la base de esta realidad, generada por el juego de opuestos, dejaría de funcionar. La muerte es necesaria para que exista la vida, la guerra para la paz, los carnívoros para los vegetarianos.

Una vez leí que las personas realmente religiosas son aquellas que ven a Dios en todo y no rechazan ninguna parte de la creación.

Pero bueno, no nos vayamos por las ramas. A lo que íbamos: las emociones no pueden clasificarse entre negativas y positivas, y no podemos quedarnos solo con las que nos gustan.

Pero ¿qué podemos hacer con aquellas emociones que nos causan dolor o daño? Las podemos usar para avanzar espiritualmente. Para ayudar a la raza humana a ser mejor, mas inclusiva y en la que las fronteras culturales, sociales y temporales no generen más dolor y sufrimiento.

A nivel individualidad, nos va a ayudar a ser más completos, a descubrir los aspectos ocultos de nuestro ser, la noche, el inconsciente, los poderes extrasensoriales, la omnisciencia y los poderes prometidos del que logra la union o el yoga.

Te dejo este pequeñito video de reflexión:

No te salves

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.

Mario Benedetti

Beso

Beso, que abre puertas, ventas y huracanes
Beso que se espera, se impacienta y se arrebata
Beso que traspasa un mundo que antes no existía
Donde dos personas se devoran y son una
Hay un antes y un después, en el que “tu” y “yo” no tienen sentido

Un beso es un pacto, es sellar un compromiso
De que ambos nos aceptamos
De que ya no somos amigos y nada más
¿Qué hay después del beso?
Un misterio eterno que amaga con ser siempre escurridizo

Un beso es un paco y es libertad
Libertad de decir si, era cierto
Libertad de por fin ser para ti quien quiero ser
Y es una cadena que te ata, te esclaviza
A la espera de que llegue el proximo beso

Silencio

Hay veces que me gustaría
Que todo se convirtiese
En un mundo de colores
Sin formas ni sonidos
Poblado de matices y silencios
Cada uno con su sensibilidad.

Silencio solo hay uno…
¿Realmente solo hay uno?
¿Es acaso igual un silencio después de una tormenta
que uno después de una charla acalorada?
¿Es igual el silencio que viene después de una aguda nota
que el que le sigue al llanto de un bebé?

Silencio hay uno,
pero según en dónde esté,
suena muy distinto.
Estoy diciendo “suena”… ¿acaso el silencio suena?
Seguro, y como suena…
Silencios incomodos,
silencios de tumbas,
silencios con ecos,
silencios y silencio…

Quisiera poder hacer el silencio perfecto.
Pero es imposible…
porque el silencio no se hace,
es no-hacer en esencia,
¿cómo podría yo hacer un silencio?.

A veces quisiera yo
Desparramar mi silencio
Impregnarme,
gritarlo,
ahogarlo…
Y quedarme en silencio.

Silencio – Acuarela – Ulises Moraga

Cortando los condicionamientos pasado/futuro

¿Te has fijado en cómo el pasado y el futuro tiñen tu presente?
¿Cuáles son los lastres y las amenazas que te impiden vivir plenamente libre?
¿Cómo puedes hacer para cortar con ellas?

CONDICIONANTES DEL PASADO:
Resentimiento
Culpa
Decepción
Traumas o sucesos importantes
Arrepentimiento
Nostalgia
Añoranza
Dolor
Deseo

CONDICIOONANTES DEL FUTURO:
Incertidumbre
Miedo
Inseguridad
Prisa/ Ansiedad
Preocupación
Deseo
Expectativas
Esperanza

CONDICIONANTES DEL PRESENTE:

Sensaciones físicas:
Hambre, Saciedad, Frio, Calor, Depresión…

Plano mental

Capacidad de razonar
Coherencia
Conocimiento
Habilidades y capacidades
Libertad

ESPADAS PARA CORTAR CON EL PASADO:
Perdón
Comprensión
Empatía
Aceptación

ESPADA PARA CORTAR CON EL FUTURO:
Paciencia
Autocontrol
Pericia en el manejo de la palabra, pensamiento y cuerpo
Confianza
Satisfacción o valorar lo que tenemos

La isla

El mar, la lluvia, la vida

Miles de océanos se sometieron, en un curanto chileno,
En donde las olas tienen otro color y la sal perfuma su sabor.

Miles de estrellas nacieron y murieron en su cielo profundo,
Azul, negro, gris, brillante y fecundo.

Nada tapa el fondo de su mar oscuro,
Solo las algas, los peces y los musgos.

Cuando el viento te da en la cara y vas sobre una barca,
Tu vista consume todo y tu corazón se marca.

El sueño de mapuches, marinos, piratas y conquistadores
Yace en la arena, en tu pupila, en el aire.

Algún día me iré, te dejare, no miraré atrás y partiré
De esta isla profunda, de musgos, de cielos, de sal y oscura.

Isla de Chiloé – Acuarela – Ulises Moraga

El arte de vivir