Archivo de la etiqueta: poemas

Equinoccio de primavera

Regreso del abismo
Del invierno
Como ascendiendo
De una ola

Una marea
Lenta y constante
Que sin aviso
Me arrastró a la oscuridad

¡Hay que ver! ¿cuántas veces lo he pasado?
Treinta y siete para ser exacto
Pero no hay manera
Por suerte o por desgracia, como dicen
Siempre me sorprendo en el abismo del invierno sin darme cuenta

Se me pasa inadvertido.
No sé que he caído hasta que una mañana primaveral,
de sol y pájaros,
me empieza a levantar.

Como una cuña, como un trino, como una marea.

Sé de donde viene,
viene de la tierra, del sol, del agua, de las estrellas o de todo el cosmos.
Lo que no sé, es de dónde me agarra.
Y tan lento como me ha hundido,
comienza sacarme

Bello ciclo, bello de verdad.
Cuando estoy en el abismo,
todo es oscuro y desolado,
Pero ¡cuán importante se convierte para poder ascender!
Abismo y montaña se complementan,
lo uno no existe sin lo otro.
Vaya paradoja.
¡Bienvenido ascenso de la luz!


P.D.:
No me avises, por favor, una vez más, sorpréndeme.

La isla

El mar, la lluvia, la vida

Miles de océanos se sometieron, en un curanto chileno,
En donde las olas tienen otro color y la sal perfuma su sabor.

Miles de estrellas nacieron y murieron en su cielo profundo,
Azul, negro, gris, brillante y fecundo.

Nada tapa el fondo de su mar oscuro,
Solo las algas, los peces y los musgos.

Cuando el viento te da en la cara y vas sobre una barca,
Tu vista consume todo y tu corazón se marca.

El sueño de mapuches, marinos, piratas y conquistadores
Yace en la arena, en tu pupila, en el aire.

Algún día me iré, te dejare, no miraré atrás y partiré
De esta isla profunda, de musgos, de cielos, de sal y oscura.

Isla de Chiloé – Acuarela – Ulises Moraga